CORONAVIRUS. ACTUALIZACIÓN MEDIDAS RESTRICCIÓN

Teresa Benadero

 

La evolución de este asunto está siendo cada vez más intrincada y veloz. Los gobiernos están tomando medidas de forma descoordinada y en muchos casos sin la suficiente claridad en la comunicación, incluso no se llega a saber si pueden o no afectar directamente al transporte profesional.

A la comunicación anterior sobre Croacia, que aún estamos pendientes de confirmar oficialmente -aunque sí hemos podido saber que la policía croata envió ayer una comunicación a sus vecinos eslovenos sobre su intención de realizar controles y forzar cuarentenas para los procedentes de Italia- debemos añadir dos novedades, una desde República Checa y otra desde Italia.

REP. CHECA

El Gobierno checo ha declarado el estado de emergencia y prohibido la entrada de ciudadanos de los once países más afectados por el coronavirus, incluyendo España. La asociación checa, según nos ha dicho, cree que el transporte de mercancías estará exento, pero no lo saben seguro. Esta noche se publicará el decreto y nos podrán informar.

ITALIA

El Consejo de Ministros italiano ha aprobado un nuevo Decreto de medidas urgentes en materia de coronavirus. Las medidas no afectarán de forma directa al transporte de mercancías pero puede afectar indirectamente a empresas de transporte y a sus conductores. Se aplicarán en todo el territorio italiano del 12 al 25 de marzo:

  • Se suspenden las actividades de todo el comercio minorista, salvo la venta de productos farmacéuticos y alimentarios. También está exento, entre otros, el suministro de carburante en estaciones de servicio.
  • Se suspenden las actividades de todos los servicios de restauración, salvo catering y servicios a domicilio. Se exceptúan de esta medida la venta de bebidas y alimentos en las estaciones de servicio, que serán los únicos autorizados.
  • Se suspenden los servicios de atención personal, tales como peluquería, belleza, etcétera, salvo los relacionados con cuidados sanitarios.

Las autoridades regionales podrán reducir o suprimir los servicios de transporte público de pasajeros locales o regionales, y las del gobierno central los interregionales. Estas medidas podrán afectar tanto a los servicios regulares como los no regulares y con el fin de salvaguardar los servicios mínimos esenciales.

A parte de estas medidas obligatorias, se recomienda el trabajo a distancia, evitar la movilidad en el interno de las instalaciones, la disciplina en el uso de espacios comunes y el establecimiento de planes con medidas preventivas.

Éstos últimos pueden afectar a los conductores de empresas de transporte que introduzcan sus vehículos en las áreas de carga o descarga, sobre todo si participan en las mismas, cosa que conviene evitar.